Por: Daniela Tapia/ Créditos Imagen: Sensacine

Las baladas de amor Brassy, el diálogo tecnicolor, y la mezcla de soft-shoe en La La Land, tenía todos los ingredientes para tener éxito en taquilla, al menos en los años cuarenta. Hoy en día, el mercado masivo de espectadores prefiere la acción al romance, los aliens a los artistas, y sobre todo como tema favorito, el género floreciente de los superhéroes.

La La Land era una de las favoritas para ganar el Premio de la Academia a la Mejor Película el pasado 26 de febrero, aunque finalmente Moonlight fue la ganadora este 2017. No obstante, La La Land no se fue con las manos vacías; ganó las estuatillas en varias categorías, entre ellos: mejor director, mejor actriz, mejor banda sonora y mejor cinematografía.

La La Land, se ha convertido en un clásico en sus propios términos, y la secuencia de apertura en la autopista atascada en el tráfico, ha ganado corazones por todas partes. Resulta que no es una confección de pantalla verde, la cosa es real. Chazelle efectivamente cerró el puente entre las 105 y 110 autopistas de Los Ángeles durante un fin de semana.

Esta carrera de ensueño, sin embargo, no es un accidente feliz, sino el resultado de una serie de decisiones inteligentes, algo contra-intuitivas. En Hollywood, Lions Gate es mejor conocido como un inversor de valor. Por lo general, respalda a las películas de tamaño pequeño a mediano que son más propensos al fracaso. También se extiende el riesgo al atraer socios financieros y disminuir sus costos, ocasionalmente dando a los grandes talentos un recorte de los beneficios.

En lugar del catálogo de cómics de Marvel, sacó la serie de Hunger Games. En lugar de Star Wars, tiene Power Rangers. Sin duda, Lions Gate ha tenido sus refuerzos. Su serie Divergente ha logrado sólo una sombra del éxito de Hunger Games. Pero con el tiempo, la compañía ha mejorado su toma de decisiones hasta el punto de que el 70% de sus películas son rentables.

En términos de inversión, Lions Gate Entertainment Corp.tiene algunas reglas sencillas, reglas que se aplican a cualquier negocio que busque destacarse entre una multitud. Trabajar con personas talentosas, proteger su visión, y no tratar de complacer a todos.

La galardonada La La Land de la compañía, comenzó en el Festival de Cine de Sundance en 2014, cuando Damien Chazelle estrenó Whiplash, su gran éxito en un fenómeno de tambores que chocaba con un conductor de mercurio. Lions Gate trató de comprar los derechos de distribución, pero perdió a Sony. Sin embargo, lo logró con Chazelle.

A principios de la producción, Lions Gate alentó a Chazelle, el escritor y director, a gastar un poco más de dinero de lo que había planeado originalmente: unos 30 millones de dólares, para contratar como actores principales a Emma Stone y Ryan Gosling, más el montaje de la introducción, que implicó el cierre de una interestatal de Los Ángeles en medio día. Sin embargo, la inversión de La La Land resulta bajo en comparación los costos de producción de películas de superhéroes, los cuales fácilmente pueden superar los 100 millones de dólares.

Lo que ha llamado la atención, no solo por parte de críticos de cine sino también expertos de negocios, es el increíble retorno de la inversión de la película protagonizada por Stone y Gosling. Hasta el momento ha recaudado más de 396 millones de dólares, además de todo lo que seguirá generando en taquilla en las semanas siguientes a nivel mundial.

Basil Iwanyk, productor y director de producción, dijo que las películas que cuestan de $30 millones a $50 millones, se están convirtiendo en un punto clave para la industria. Cohen, un ex-banquero de inversiones dice que, hay más dinero y más compradores potenciales en el mercado independiente de películas como nunca antes.

Los ejecutivos del estudio que pasan sus días modelando los flujos de efectivo proyectados de la manera en que los banqueros de inversión junior hacen durante mucho tiempo. En definitiva, para Hollywood, La La Land representa un nuevo guión para el éxito, y su legado será esa moneda preciosa: el optimismo.

 

A %d blogueros les gusta esto: