Por: Álvaro Freire & Daniela Tapia / Crédito Foto: Pexels

La influencia de los Millennials es cada vez mayor en el ámbito empresarial a nivel mundial, así como las expectativas que generan en la sociedad en general, en comparación a las generaciones anteriores.

De acuerdo a una entrevista realizada en el 2015 por “World Finance. The voice of market” a la Directora Ejecutiva (CEO) de BNP Paribas Banque Privée, Beatrice Belorgey señala que: “los millennials son conocidos por sus habilidades al momento de generar un emprendimiento, y por la huella que dejan en la industria tecnológica”.

Los términos millennials o Generación “Y”, se refieren al grupo de personas comprendidas entre los 18 y 35 años de edad, quienes en su gran mayoría. Se caracterizan por están enfocados en trabajar en sus propios proyectos profesionales bajo modalidad freelance, iniciar sus emprendimientos, ser sus propios jefes y en general tomar riesgos y decisiones a lo largo de su vida. Manejan un concepto de trabajo diferente, caracterizado por flexibilidad de horarios y remuneración por el trabajo efectivamente realizado. Muchos son apasionados por la tecnología, internet, redes sociales y community management, periodismo, blogs, fotografía, entre otros. Esto contrasta con las personas de la Generación X (37-49 años) y de los Baby Boomers (50-65 años), cuyo objetivo a nivel laboral consistía en  buscar un trabajo estable y a partir de ahí ir escalando dentro de la organización corporativa de la empresa, y, luego de muchos años, ocupar un puesto directivo.

Es claro que los millennials son personas más activas y se diferencian de las generaciones anteriores, principalmente por el uso de la tecnología como parte fundamental de sus vidas. Están conscientes de la importancia de educarse constantemente para cambiar el juego de los negocios, al traer competencias distintas al trabajo del futuro. Los millennials son impulsados a explorar y aprender, provocando que cada vez asuman más proyectos profesionales a nivel local e internacional. Su dominio colaborativo se extiende globalmente al mundo en un esfuerzo para salvarlo o convertirse en una parte de él. La atracción, la retención y el compromiso serán los objetivos clave de contratación de la mayoría de los reclutadores en todos los lugares de trabajo.

Aplicaciones como Facetime, Snapchat, Whatsapp y otros, se han convertido en una forma de vida en una cultura de tecnología móvil. Son los millennials, personas altamente creativas y bien conectadas, las que se convertirán en los actores claves del mañana, abriendo un camino para la transformación digital. No ven a la crisis económica como un problema, sino como una oportunidad y a partir de esto tratan de averiguar qué se puede hacer para solucionar esos problemas.

El éxito que ganan estas personas, los diferencia de los demás y hace que apunten a generar proyectos e ideas más grandes. Se estima que en los próximos cuatro años esta generación llegue a construir la mitad de la fuerza laboral del mundo, y el 75% en el 2025.

Los millennials han ganado espacio en el mundo empresarial. Las propuestas de modelos disruptivos están cambiando el comportamiento de los mercados y sin duda está generando innovación continua.  Quedarse en lo tradicional y lo cotidiano realmente no es una opción para ellos, es posible que este grupo de personas sean los creadores del futuro. Evidentemente aquellas empresas que no brinden los servicios que satisfagan las necesidades de los Millennials, tendrán una desventaja frente a sus competidores.

A %d blogueros les gusta esto: